With your consent, we and our partners use cookies or similar technologies to store, access, and process personal data like your visit on this website. You can withdraw your consent or object to data processing based on legitimate interest at any time by clicking on "Learn more" or in our Cookie Policy on this website. View our partners
We and our partners do the following data processing:
Actively scan device characteristics for identification, Apply market research to generate audience insights, Compartir tus análisis de navegación y grupos de interés con terceros, Create a personalised ads profile, Create a personalised content profile, Develop and improve products, Enriquecer el perfil con información de terceros, Measure ad performance, Measure content performance, Select basic ads, Select personalised ads, Select personalised content, Storage and access to geolocation information for targeted advertising purposes, Storage and access to geolocation information to carry out marketing studies, Store and/or access information on a device, Use precise geolocation data
más secciones
en
en elmundo.es
Portada > Internacional
URGENTE
CON EL 38% DE LOS VOTOS
El sandinista Daniel Ortega se convierte de nuevo en presidente de Nicaragua

Seguidores de Ortega festejan el triunfo en Managua. (Foto: AFP)
Actualizado miércoles 08/11/2006 10:34 (CET)
AGENCIAS
MANAGUA.- Ya es oficial. El sandinista Daniel Ortega ha ganado en la primera vuelta las elecciones presidenciales de Nicaragua con el 38% de los votos, según ha proclamado el Consejo Supremo Electoral (CSE).
El liberal Eduardo Montealegre, que ha logrado el 29% de los sufragios, ha aceptado su derrota en las elecciones frente al candidato sandinista y ha felicitado al ex guerrillero por su victoria en primera vuelta.
Ortega obtuvo una diferencia de más de nueve puntos porcentuales sobre Montealegre, según el informe final del Consejo Supremo Electoral (CSE) nicaragüense, difundido con el 91,48% de los votos escrutados.
Los datos oficiales convierten a Ortega en virtual presidente electo, gracias a una norma electoral hecha a su medida que él mismo consiguió imponer en 2000 como parte de un pacto con el entonces presidente, el liberal Arnoldo Aleman, quien actualmente cumple 20 años de prisión por diferentes actos de corrupción.
La legislación exige un 40% de los votos o un 35% con cinco puntos de ventaja sobre sus rivales para ser considerado ganador en la primera ronda.
Tras conocer el resultado final de los comicios, el candidato presidencial sandinista se ha comprometido a mantener la "estabilidad" y a trabajar para "sacar a Nicaragua de la pobreza" y por la "reconciliación" nacional.
El regreso al poder de Ortega, presidente de Nicaragua en la década de los 80 tras la revolución sandinista que derrocó al dictador Anastasio Somoza en 1979, despierta tantas esperanzas de mejoras sociales como temores de una vuelta a la inestabilidad y la violencia.
El sandinista carga con la sombra de la guerra civil y de la crisis económica que dejó cuando perdió el poder en 1990 a manos de la derecha. Ortega ha resucitado políticamente con promesas de acabar con la miseria, tras los escándalos de corrupción que desgastaron a los conservadores y el fracaso de los últimos gobiernos a la hora de aplacar la pobreza, que castiga al 80% de la población.
Apoyo de Cuba y Chávez
Una de las primeras felicitaciones a Ortega ha llegado desde Cuba, país que apoyó al sandinista en los 80. El presidente cubano, Fidel Castro, a través de una carta leída en un programa de la televisión estatal, ha señalado que "la victoria sandinista llena de alegría a nuestro pueblo y a la vez llena de oprobio al Gobierno terrorista y genocida de EEUU".
La victoria es un mal trago para EEUU, que cree que Ortega podría sumarse al bloque antiestadounidense en Latinoamérica, liderado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
El mandatario venezolano felicitó por teléfono a Ortega y proclamó la unión entre las revoluciones bolivariana y sandinista. "América Latina ya ha dejado de ser el patio trasero del imperio", aseguró un eufórico Chávez.
Desde la Casa Blanca, el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Gordon Johndroe, señaló que el apoyo de EEUU al gobierno de Nicaragua dependerá del compromiso del ejecutivo de Ortega con la democracia.

Seguidores de Ortega celebran su victoria en una fuente de Managua. (Foto: REUTERS)
Victoria a la cuarta
Tras alzarse con el triunfo, Ortega ha logrado recuperar el poder que había entregado hace 16 años a Violeta Barrios de Chamorro, viuda del periodista opositor Pedro Joaquín Chamorro.
El 25 de febrero de 1990, el líder sandinista, que el próximo sábado cumplirá 61 años, sufrió frente a Violeta Chamorro la primera de sus tres derrotas electorales consecutivas. Aunque entregó el poder pacíficamente, advirtió que "gobernaría desde abajo" al lado de los pobres.
Unos 17.000 observadores locales y unos 1.000 internacionales vigilaron los comicios, que transcurrieron sin incidentes. No obstante, la delegación de observación electoral del Gobierno de EEUU denunció "anomalías" en los comicios, aunque el presidente del CSE contestó a su valoración asegurando que EEUU trataba de deslegitimar las elecciones.
Un total de 3.665.141 nicaragüenses estaban convocados a las urnas para elegir presidente y vicepresidente de la República, además de 90 diputados del Parlamento nacional y 20 para el Parlamento Centroamericano (Parlacen).
IMPRIMIR
ENVIAR
VOTAR
EN MÓVIL
Portada > Internacional
ADEMÁS
Regreso al futuro o más de lo mismo
Candidatos: Daniel Ortega | E. Montealegre | J. Rizo | Otros
Noticias relacionadas en elmundo.es
Noticias relacionadas en otros medios
Noticias más leídasMás votadas
Ver lista completa
ESPAÑA
INTERNACIONAL
ECONOMÍA
CULTURA
CIENCIA
TECNOLOGÍA
COMUNICACIÓN
MADRID24H
DEPORTES
SALUD
más secciones
FotosVídeosGráficos
© Mundinteractivos, S.A. / Aviso legal / Política de privacidad
ESPAÑAINTERNACIONALECONOMÍACULTURACIENCIATECNOLOGÍACOMUNICACIÓNMADRID24HDEPORTESSALUD
FotosVídeosGráficosServicios
HemerotecaVersión textoPersonalizarRSSHaga elmundo.es su página de inicio
NICARAGUA VOTADANIEL ORTEGAMONTEALEGREJOSÉ RIZOOTROSRADIOGRAFÍA