Inteligencia Comercial
Quiénes Somos?
Contáctenos
¿Cuánto pierde la región por la delincuencia?
Jueves 16 de Enero de 2020
Por factores como el cierre de empresas y falta de oportunidades, se estima que a Honduras y El Salvador la actividad delictiva les representa un costo de 16% del PIB, y en el caso de Guatemala, sus pérdidas podrían ascender a 7% de su producción.
En América Central, los costos humanos de la delincuencia siguen siendo de los más elevados del mundo. En El Salvador, Guatemala y Honduras, países que integran el denominado Triángulo Norte, se registran alrededor del 4,5% de los homicidios en todo el mundo a pesar de tener solamente alrededor del 0,4% de la población mundial, precisa un reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Del informe del FMI:

16 de Enero de 2020. Los costos económicos también son elevados. En Honduras y El Salvador, por ejemplo, la actividad delictiva generalizada está costando a estos países 16% del PIB, 13% directamente (debido, por ejemplo, a cierres de empresas) y 3% indirectamente (por factores como la falta de oportunidades de empleo). Y Guatemala podría estar perdiendo 7% del PIB a causa de la delincuencia: 6% directamente y 1% indirectamente.

Dado que estas pérdidas económicas son graves para América Central, que se enfrenta a una pobreza y desigualdad generalizadas, reducir las tasas de delincuencia es aún más importante. Nuestros análisis más recientes incluidos en un estudio del personal técnico muestran que un aumento de 1% del producto per cápita implica una disminución de alrededor de 0.5% de la delincuencia, mientras que una disminución de cerca de 5% de la delincuencia se traduce en un aumento de alrededor de 1% del producto per cápita.

¿Cuál es la magnitud de los costos estimados (directos e indirectos) de la delincuencia?La delincuencia tiene costos directos e indirectos. Los costos directos incluyen el producto (bienes) y los recursos (tiempo y salarios de las víctimas y delincuentes) perdidos a causa de la actividad delictiva, y los recursos gastados en costos de seguridad —tanto públicos como privados— que de otro modo podrían haberse utilizado con fines productivos.

Indirectamente, la delincuencia reduce la actividad económica puesto que las personas internalizan los efectos nocivos de la delincuencia. Entre los costos indirectos cabe señalar la reducción de las oportunidades de empleo, el aumento de la emigración, la erosión de las instituciones y la corrupción. A su vez, todas estas consecuencias exacerban la delincuencia, generando un círculo vicioso.

Si bien los costos directos de la delincuencia pueden medirse (por ejemplo, por número de cierres de empresas), cuantificar los costos indirectos puede ser difícil, porque requiere un estado hipotético de la economía en la que esté ausente la delincuencia, pero todos los demás mecanismos económicos estén presentes.

Nuestros análisis más recientes cierran esa brecha de cómo medir los costos indirectos. Al examinar los patrones de conducta y la lógica de las personas desempleadas que sopesan los costos y beneficios de ingresar a la fuerza laboral en lugar de convertirse en delincuentes, observamos que los costos indirectos de la delincuencia son elevados. Afortunadamente, cuando disminuyen los niveles de delincuencia, los costos indirectos también se reducen, dando lugar a un efecto multiplicador “positivo” de la lucha contra la delincuencia.

En Honduras, observamos que en 2016 los costos indirectos de la delincuencia ascienden a 3% del PIB y los costos directos a alrededor de 13% del PIB. En El Salvador en 2015, los costos indirectos son del 7% y los costos directos del 20%, y en Guatemala en 2015–17 los costos indirectos de la delincuencia ascendieron a 1% del PIB, y los costos directos al 6% del PIB. Esto significa que, por ejemplo, en Honduras, además de los costos observados de la violencia, estimados en 13% del PIB observado, el nivel del PIB podría haber sido un 3% mayor si la delincuencia no hubiera alterado los incentivos económicos.

Ver informe completo.

 
Más sobre este tema
Crece costo de inseguridad en Guatemala
Marzo de 2016
Las empresas deben destinar hasta el 15% de sus gastos a seguridad, como consecuencia de la creciente violencia en el país.
Una empresa que desee operar en Guatemala debe destinar entre el 8 al 15% de sus gastos en seguridad para poder operar. El dato lo dio Víctor Guillén, gerente de compras, importaciones y exportaciones de Dagas, difundido por Elperiodico.com.gt, quien reveló que su empresa destina Q250 mil ($32 mil) al mes para la seguridad de sus plantas, camiones y trabajadores.
Criminalidad en El Salvador cuesta 11% del PBI
Mayo de 2011
Los costos de la violencia y el crimen son un pesado lastre para la economía de El Salvador
Según un reciente informe del Banco Mundial, el crimen y la violencia impactan en el crecimiento económico no solo en la pérdida de salarios sino en el clima de inversión y 'desvían los escasos recursos gubernamentales para fortalecer la aplicación de justicia en lugar de promover la actividad económica.'
La escalada del tráfico de drogas en Centroamérica
Marzo de 2011
La falta de capacidad de los estados y su desventaja frente al poder económico del narcotráfico habilitan el aumento de la violencia y la corrupción.
"Utilizando sistemáticamente la violencia y la corrupción, intimidando y extorsionando a funcionarios públicos, los grupos delictivos acaudalados y poderosos han podido debilitar los sistemas policiales y judiciales. Con frecuencia se utiliza la violencia para amenazar o castigar a los denunciantes anónimos. Los testigos en causas de corrupción relacionadas con drogas a menudo arriesgan su vida y la de los miembros de su familia. A menos que se rompa el círculo vicioso de corrupción y tráfico ilícito, la labor de fiscalización internacional de drogas nunca dará resultados plenamente satisfactorios."
Altos índices de delincuencia frenan inversiones
Abril de 2009
Aunque dentro de Centroamérica Panamá no es el más afectado por el crimen y la violencia, ya se advierten en el país los costos del aumento de la inseguridad.
Las empresas panameñas están viendo aumentar sus costos de seguridad, y comienzan a preocuparse por las consecuencias en el clima de inversión del país, y especialmente por la posible retracción del turismo por esta causa.
Países
América Central
Insight
Economía Armamento y Seguridad
RELACIONADO
crimen
costos de seguridad
crimen organizado
inseguridad ciudadana
Seguridad pública
Actualidad Compras de GobiernoDescargue el brochure Inteligencia ComercialAcceso a Clientes Newsletter Contáctenos​MarketDataMexico English
2008-2022 © CentralAmericaData.com